Tuesday, July 19, 2005

BANDA SONORA

Ponerle música a la vida como si la vida fuera una película... Siempre he estado rodeado por música y nunca he logrado aclarar si la música es algo absurdo y artificial o si lo absurdo y artificial sería vivir sin música.
La primera aproximación a esta aparente contradicción la encuentro en las películas cantadas como La novicia rebelde o las de los Hermanos Marx. Si están hablando como cualquier persona, ¿por qué de pronto se ponen a cantar? Uno nunca va por la calle hablando con un amigo y al llegar a un semáforo en rojo entona un aria.
Pero... ¿Y si nadie cantara? ¿Es concebible un planeta a palo seco, a punta de recitales de poesía, boletines de noticias y voceadores disfrazados de payasos en los andenes?
Hace muchos años sonaba por la radio una balada que decía hay música en el ave que volando se va..., o algo por el estilo. Pero mejor dejar de lado esas consideraciones acerca de la musicalidad del mundo natural, no meternos con la reflexión aquella de John Cage cuando se preguntaba si es más musical el estudiante de piano que ensaya en el aula del conservatorio o el camión que pasa por la calle, no discutir la habilidad de Charly García para determinar que una aspiradora está afinada en fa sostenido.
¿Cuál será el sentido estricto de la música? ¿Es la música en sí la que afecta nuestro estado de ánimo o de ello se encarga una referencia relacionada con ese tipo de música en particular? ¿Por qué, de pronto, ganas de oír esto y no aquello? ¿Por qué oírlo? ¿Podríamos sobrevivir en la silenciosa nave de 2001 Odisea del Espacio oyendo únicamente el zumbido de HAL9.000? ¿Por qué aterra tanto esa imagen en la que una de las hijas de algún atronauta le canta el Happy birthday a su padre que se encuentra a ni idea cuántos millones de kilómetros de distancia?
Casi todos los blogs (en particular los que son diarios personales) se detienen una y otra vez en el asunto de la banda sonora. Y le dedican mucho espacio al asunto. "Mi banda sonora de hoy". "Me despierto y oigo...".
El verdadero misterio de la música es que la música es mucho más que música. Es decir, va mucho más allá de su misma naturaleza. Como expresarlo sin caer en pedanterías... Mejor dejarlo de ese tamaño: es una combinación de factores muy complicada de explicar.
Es, aventuro, una suma de huella dactilar, impulso religioso, constitución política personal (o mejor declaración de principios), afirmación de que pertenecemos a algún tipo de pasado y presente en el que cierto tipo de música juega un papel decisivo.
Nuestra banda sonora no tiene que ver necesariamente con nuestras raíces ni con la música que nos une a otras personas. Ni siquiera es la música que más nos gusta. A veces nuestra banda sonora es el olvidado lado B de un disco sencillo que casi nadie conoce, la primera canción que oímos de esa banda que nos cambió la vida, a veces son apenas tres compases de algún tema de jazz, o la frase aquella que nos conmueve de una canción que, en su conjunto, poco o nada nos afecta, treinta segundos de algún movimiento de una sinfonía... Y la banda sonora fluye, cambia, se recicla, es un hit parade de emociones cruzadas.
Hoy no hace falta una banda sonora. Llueve demasiado.

7 Comments:

Blogger Spitfire @ Gone said...

si hay quien vive de ella por que no vivir con ella?
es cierto, la música le agrega un poco de diversidad a la monotonía de lo monofónico

10:48 PM  
Blogger malasamistades said...

“Música, más música
es lo que quereeemoooss...”

La vida sin música sería muy triste. Claro que la música sin vida sería más triste aún. Lo mejor es cuando uno tiene una canción metida en la cabeza y llega a la casa y la pone a todo volumen. Tan duro que el piso tiembla por los bajos y los candelabros vibran por los altos. Y uno ahí, en medio de esa tormenta de sonido, se sumerje en la canción que tenía en mente y se olvida de todo.

10:54 AM  
Blogger Spitfire @ Gone said...

a no ser que sea un horrible jingle o una música asi bien pedestre, cosa que suele suceder.


De hecho, y no se por que, la música mas pecueca es la que más se pega. Algún psicologo/músico/erudito que sepa la causa de esto?

3:14 PM  
Blogger Tio Rojo said...

jaja mierda, es todo cierto...uno tiene su banda sonora. Yo soy un gay porque cuando tengo que terminar algo al soco, pongo la banda sonora de james bond. Soy un roscón, pero qué le hago.

3:20 PM  
Blogger patton said...

Es por eso que hacer listados de "las 50 mejores" no tiene sentido. Es como preguntarle el sentido de la vida a 50 personas: 50 respuestas diferentes. Puede que hasta más de 50, con tanta mierda que habla la gente...

10:05 PM  
Blogger El editor said...

Yo no se cual sea el sentido de la musica, pero se que me hace muy feliz. Ah, y también me divierto mucho riendome, por eso leo este blog y por eso les recomiendo ver las fotos del presidente uribe en el frac que le cosieron para ir a cenar con el rey de españa. Estan buenisimas. Ver:
http://elplaneta.blogspot.com/

2:53 AM  
Blogger wintermute said...

Eso de hacer la lista de las 50 mejores es inutil, a la final cada uno tiene sus 50 mejores, no Patton?
Y bueno, la musica es indispensable porque el ruido es indispensable para la vida.

10:55 AM  

Post a Comment

<< Home