Thursday, September 21, 2006

Y DESPUÉS DICEN QUE NO SON VIOLENTOS

Desconcierta, por decir lo menos, la actitud que asumen los extremistas y radicales musulmanes cada vez que alguien se atreve a hablar acerca de su religión, de su Dios, de su profeta y sobre todo de sus ejércitos sagrados.
Ahora resulta que nadie puede mencionar cómo, durante muchos siglos de la historia, ellos impusieron su dogma a sangre y fuego, a punta de cimitarra. Desde Arabia Saudita hasta los confines de Indonesia, pasando por toda África del Norte, los balcanes, el Medio Oriente, Asia Central y gran parte de la India. Hablar de eso no es opinar. Es recordar una realidad. Y de la misma manera que el cristianismo ha aprendido, asím sea a las malas, a reconocer y asumir su responsabilidad histórica por los métodos bárbaros que ha utilizado para evangelizar, los musulmanes radicales deberían aceptar los hechos y no armar semejantes escándalos cada vez que alguien osa meterse con su Verdad Absoluta.
Es más... Si son tan pacíficos y tan bondadosos y tan amigables, ¿por qué utilizan métodos violentos como pedreas y quemas y amenazas de muerte para negar que son violentos? ¿No es un poco loco de su parte utilizar la violencia para proclamar que no son violentos y adoptar actitudes fanáticas para intentar demostrar que son abiertos y tolerantes?
Y después esos mismos musulmanes extremistas se quejan de Israel cuando el estado sionista adopta tácticas similares a las que ellos han manejado desde tiempos inmemoriales.

2 Comments:

Blogger vicious said...

El fanatismo religioso es la viva muestra de una fe falsa! No es tolerable bajo ningun punto de vista y absolutamente a ninguna confesion religiosa, la violencia o la crueladad (desmedida y abominable en el caso del islam).

Estas muestras de inmoralidad y carencia total de valores que prolijamente nos muestran via internet estos fanaticos religiosos que se jactan de ello mientras decapitan a seres humanos son la prueba feaciente de lo falso y erroneo de la fe que dicen profesar.

7:10 PM  
Blogger Turuleto said...

Los fanáticos religiosos son iguales a los fanáticos políticos. Unos matan por dios y los otros por el dios “ideal”.
Pero el grado de exaltación al que han llegado los fanáticos musulmanes es inaudito. En Alemania pusieron 2 bombas en la estación de trenes que gracias a Zeus no estallaron. Cuando interrogaron a los criminales, estos dijeron, que las habían puesto por lo de las caricaturas publicadas en Dinamarca.
¿Si esto es por unas caricaturas, como será por algo más grave? Y ahora Chávez se abraza con Ahmadinejad y se comporta como un adolescente tropelero. Ya el bocón de Chavelo le abrió la puerta a los angelitos de Hamas para luchar contra el “diabolico-enfermo-acomplejado-borracho que camina como John Wayne”

4:44 AM  

Post a Comment

<< Home