Saturday, July 01, 2006

A CHILLAR A COPACABANA

No más Brasil. Bye bye Brazil. La alegría no es sólo brasileña.
No más "genios que frotan la lámpara". Se acabó la farsa de Parreira. Se acabó la farsa de Ronaldo, quien lo único que hizo en este Mundial fue irrespetar al público del mundo entero con su indolencia y su pachorra. Me imagino que también se acabaron las ventas de réplicas de Copas del Mundo en los semáforos de Río de Janeiro y Sao Paulo.
Y que ahora no nos dé a los colombianos la huevonada de que el mundial se acabó porque ya no están Brasil y Argentina. "Los hermanos suramericanos". Por favor... Queda el verdadero rey del fútbol de los últimos 20 años; Zinedine Zidane, el que quería jubilar Raúl. Queda Ribery, que ha hecho mucho más en esta Copa del Mundo que Tévez y Messi y Riquelme juntos. Queda Thierry Henry, quien ya comienza a despertar. Queda Figo, un batallador al que no le pesa la fama cuando le llega el momento de echarse el equipo al hombro. Queda Cannavaro, el mejor defensa central del planeta. Queda Totti. Queda Ballak, queda Klose.
Lo repito, nunca he sido demasiado hincha de Francia. Pero me encanta que pongan en su sitio a ese remedo de equipo de Brasil que los únicos partidos que jugó bien en los últimos tres años fueron ante Argentina; uno en la eliminatoria (el de los tres penales que regaló Oscar Julián Ruiz) y la paliza con baile de la Copa Confederaciones.
Lo siento por Ronaldinho, por Kaká, por Cafú, por Ze Roberto, por Cicinho, por tantos jugadores bacanos que tiene Brasil y que en sus equipos tanto hacen por darle algo de alegría al fútbol de nuestros tiempos.
Pero me alegro y celebro y salto de la felicidad por ver cómo se desploma en un instante todo ese entorno de lambonería que ha rodeado a esa selección de Brasil que, por suerte, ha dejado de existir. Se fueron. Ya no están. Por-tu.gal-gal-gal!, Allez les bleus!, Forza Italia! Deutschland! Deutschland!
Bien idos, brasileños... Así quería verlos. Con las manos vacías. La tienen bien merecida. Por prepotentes, por arrogantes, por perezosos.

10 Comments:

Blogger El Incendiario said...

De acuerdo, Brasil se aburguesó de pronto por el exceso mismo de sus individualidades, completamente anuladas. Zidane en cambio, con esa elegancia imperial que sólo tienen los más grandes, tiene el hambre intacta y seguramente galvanizará a Francia hasta salirse con la suya. Y qué mejor lugar que en ese Olympiastadion mitológico, de donde Hitler saldría humillado. Ave Zizou, morituri te salutant!

3:27 PM  
Blogger SUPERCONTRA said...

Me uno.

6:06 PM  
Blogger EDITOR GENERAL OIMC said...

A mi me dolió ver como en Colombia celebraban los goles contra Argentina. También me mama esa parafernalia comercial y de lambonería a un equipo por pura moda, porque los medios están pendientes de cuanta pendejada hacen o dicen.
Espero que la final sea Francia-Italia, y me inclino un poco más por los últimos, pero eso si ya es cuestión de gustos. Saludos. THILO

11:57 PM  
Blogger Sergio Méndez said...

Este post sería aceptable, si no defendiera el anti futbol de mierda ese que juegan los italianos

8:16 AM  
Blogger Scared Crow said...

A mi me da la impresion que Edu exagera aveces: lo de Francia, un equipo disciplinado en defensa, dependiente completamente de Zidane en la creacion y muy mediocre en ataque, Henry ha sido uno de los jugadores mas sobredimensionados de los ultimos años y el que mas ha sido pillado en fuera de lugar en el mundial, da la impresion que no se sabe parar en el campo; Ribery era un joker de Domenech que le imprimio fuerza y movilidad al juego, pero esta lejos de la tecnica de Messi y Riquelme; Zidane es él, sin mas y sin menos, como Figo, otro de los subestimados de este mundial y que al final se salieron con la suya. Italia, sin gustar a casi nadie y siendo tambien subestimada por todos, se colo a las semifinales por aplicada en defensa y por practicar no un antifutbol, como dice Sergio, sino el futbol tipico italiano, con ese portento en defensa que es Cannavaro, con Pirlo que recupera y da balones como pocos jugadores logran hacerlo.

12:57 PM  
Blogger Juan Sebastián Cárdenas said...

Sí, en efecto. Justo acababa de decir lo mismo en mi blog hace un par de días. Esta Brasil era horrorosa y merecía una derrota clara. En lo que no comulgo con el amigo Arias es en su excesivo entusiasmo con las selecciones que quedan vivas en esta semifinal. Sin duda los partidos serán emocionantes (o eso espero). Sin embargo, se trata de equipos mediocres, resultadistas y culiapretados. Deposito mi fe y lo que queda de mis afectos mundialeros en Portugal.

6:42 AM  
Blogger Linda Aristizabal Berrio said...

Brasil es Brasil, no importa si pierde.

10:25 AM  
Blogger Linda Aristizabal Berrio said...

Brasil es Brasil, no importa si pierde.

10:25 AM  
Blogger gloqui said...

Hombre, no la coja contra Brasil. Pues mire, a mí la verdad cuando los ví salir me pasó como dice el dicho "No me alegro, pero siento un fresco..." bacano que un predecible lo hayan sacado cuando menos se lo imaginaba. El único que realmente me alegró y me ALEGRA que se haya ido (y bien rabones que se fueron) fue Argentina. Esos si son unos prepotentes. Nacieron con el ego exaltado. De por sí me desespera la lambonería excesiva de algunos en estas tierra con los argentinos.

4:26 PM  
Blogger Seb said...

a que si portugal queda campeón por estos lares los comentaristas dicen que es porque tiene técnico brasilero... lo van a hacer si llegase a pasar.

9:00 PM  

Post a Comment

<< Home