Wednesday, January 04, 2006

NO ES JUSTO QUE LLUEVA EN ENERO

Aguantarse enero es de lo duro que hay. A menos que uno esté en una finca lejos de todo. Enero es un mes detestable. Se trabaja pero no se trabaja. Se arranca una vida nueva pero la pereza es absoluta.
Antes uno tenía un consuelo: tardes soleadas, uno que otro aguacero relámpago.
Pero enero de 2006 es la tapa. Llueve. Llueve todas las tardes. Toca aguantar frío, padecer un cielo gris, todo el mundo anda con gripa, con tos, se supone que faltan los Reyes Magos pero esto ya parece Semana Santa. Uno llega a la casa de noche y prende el pesebre y el árbol y el adorno luminoso de la ventana por estricta disciplina militar.
Año gris, este 2006. Año gris plomizo.
Plomo, oscuridad.
Ciudad desocupada.

2 Comments:

Blogger cd said...

Por aca no llueve tanto , pero si esta sola la "ciudad"

7:49 AM  
Blogger Frank said...

Bogota desocupada se disfruta, lástima la lluvia.

4:47 PM  

Post a Comment

<< Home