Tuesday, April 19, 2005

UN MAL NECESARIO

Esta es una carta que acabo de mandarle a la revista Rolling Stone y que, supongo, no publicarán, si acaso un par de párrafos...


Una vez más Rolling Stone desconcierta con sus famosos listados. No tanto por el conjunto global de las 500 canciones, que está bien, pues ofrece una visión equilibrada del 'mainstream' del rock y del pop. Las dos primeras (Like a rolling stone y Satisfaction) no tienen la menor discusión, al igual que Aretha Franklin (Respect), Marvin Gaye (What goes on) y The Who (My generation) entreveradas entre las 20 primeras.
Lo que sí desconcierta es ver entre las diez primeras Imagine (una sarta insulsa de lugares comunes), Yesterday (un clásico pero de las salas de espera de las dentisterías y los halls de los hoteles) y la detestable Hey Jude.
Bueno, desconcierta no es el verbo apropiado: al fin y al cabo se trata de Rolling Stone. El verbo preciso es molesta.
¿Qué tienen que ver en una lista dedicada al rock esas tres canciones, más Let it be que anda como de 20, que desde hace décadas forman parte del repertorio habitual de 'crooners', Tres Tenores y demás Caetanos Velosos y Gilbertos Giles dedicados al reciclaje abyecto? Dirán los editores que son las 'Mejores 500 canciones de todos los tiempos'. Muy bien: ¿entonces por qué no figuran allí White Christmas, Lady, be good o Summertime? ¿O alguna canción de John Dowland, algún 'lied' de Schubert, de Mahler o de Reger? ¿O La chica de Ipanema o 'standards' latinos como O sole mio o El manicero o Piel canela o Mi Buenos Aires querido o Brasil que han divulgado en el llamado 'mercado anglo' Nat King Cole y los arriba citados tres tenores? Cualquiera de esas canciones es muy superior a Yesterday, a Imagine o a Hey Jude.
Ah, no, es que es rock...
Pues si Yesterday, Imagine y Hey Jude es la imagen que Rolling Stone quiere venderle del rock a las nuevas generaciones, pues no se asusten de que el rock ande tan mal y que los jóvenes encuentren mejores horizontes en la electrónica, la fusión o la llamada música del mundo. ¿Con qué cara le sostiene uno a sus hijos que según Rolling Stone la mejor canción de Lennon es Imagine, que Yesterday es mucho más importante que Sympathy for the devil o Subterranean homesick blues o que I am the warlus, para no salirnos de la trilogía Stones/ Dylan/ Beatles?
Sería muy bueno que Rolling Stone publicara la nómina de su Colegio Cardenalicio para que el lector sepa quiénes son las 127 lumbreras que eligen esa lista. O que le digan a los lectores, con claridad y transparencia, que los editores acomodan las mil y pico canciones que nominan de tal manera para que aparezcan en los números redondos (150, 300) canciones notables como Eight miles high de los Byrds o You can't always get what you want. También sería interesante darnos a conocer cómo funciona el lobby allá adentro para que siempre se cuelen en los top 20 de sus listas los habituales embuchados de Bruce Springsteen.
Definitivamente las listas de Rolling Stone son como la dentistería: un mal necesario.

5 Comments:

Blogger El Cofrade said...

La situación es esta: como a veces llegan esas noches de lunes y de martes en que no hay nada que hacer; como a veces uno compra RS y se deja llevar por sus efectistas estrategias de mercadotecnia y como las listas son tan irresistibles. Encontre un divertimento, completar mi colección de música con base en la lista. Voy por la 25 y de veras que pense que me iba a llevar sorpresas más agradables, pues había muchas canciones que no conocía.
Así que dos cosas: Cuáles serían sus 10 primeras.
Y segundo: A su juicio, de verdad merecen los Beach Boys tener tantas, digo TANTAS canciones en esa lista?

2:12 PM  
Blogger Seb said...

Cierto muy cierto. Además a mí, fan acérrimo de Smashing Pumpkins nacido en 1984, me DUELE profundamente que no hayan canciones de Corgan & Co. y sí dos del siempre detestable payaso orate de Eminem...y eso NO, NO, NO es rock.

3:56 PM  
Blogger Juanete said...

Yo apoyo masivamente su carta....es como cuando los mejores guitarristas del rock....yo no se quiene escriben en rolling stone....pero tengo la seguridad de que tan bien como escriben.....no escuchan musica.....

1:47 PM  
Blogger Tio Rojo said...

boooooo a mi me gusta imagine, venga nos damos

9:49 PM  
Blogger patton said...

Esa vaina de clasificar las canciones es muy jodida. Pregúntenos a quienes acabamos de pasar por el suplicio de escoger "nuestras" 50 favoritas. Pues bien, los de Rolling Stone la tienen más difícil: no sólo hay que conciliar los gustos personales y los egos de varios editores, sino complacer las influencias mercadotécnicas de "arriba". Al fin y al cabo el listado será tan subjetivo y personal como el de cada uno de nosotros, y nunca veremos dos iguales.

Y no faltará el ofendido porque no hay más de los beach boys.

Primera vez aquí y admito que no había venido porque pensaba que esto iba a ser una egoteca y el pontificadero. Pero por lo pronto, cualquiera diría que Eduardo Arias es tan normal como cualquier Perico de Los Palotes. Eso está bien, motivo para seguir leyendo.

11:00 AM  

Post a Comment

<< Home